Contacta con nosotros: Call Us Icon  Contact Us Icon Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

axxen

El reconocido festival Wheels & Waves que se realiza en la localidad de Biarritz, en la costa Atlántica francesa, ha sido escenario del gran éxito de Moto Guzzi con sus “test ride” de los modelos V7 III y V9, además de por sus especiales preparaciones.

 

El popular festival dedicado a las motos y el surf ha acogido en Biarritz a más de 20.000 amantes de un estilo de vida para auténticos espíritus libres, los moteros, recibidos en un lugar sagrado para los surferos, con medio siglo de historia en la costa vasco francesa, atraídos por las mareas y playas atlánticas de la zona, de categoría mundial.  

De esta unión surge el festival Wheels & Waves de surferos y auténticos motoristas, en un escenario fascinante en el que Moto Guzzi ha sido protagnista gracias a la familia V7 III (Stone, Special, Racer y Aniversario) y las V9 en sus versiones Bobber y Roamer, también con su iniciativa “The Clan Moto Guzzi” para todos los amantes de la marca.

Particularmente apreciada fue la actividad denominada “The Clan Portrait”, el foto “shooting” con la Moto Guzzi Charlotte, una custom confeccionada sobre la base de la Griso y protagonista reciente del programa italiano de televisión Lord of the Bikes 2017, con el que se consiguieron más de iun cetenar de nuevas inscripciones en la comunidad “The Clan”.

Buena parte del convencimiento de los participantes aficionados a Moto Guzzi se produjo con la intensa participación de aficionados del festival que pudieron disfrutar del test ride, en el que tuvieron la ocasión de conocer en la carretera las cualidades dinámicas de las más novedosas y recientes Moto Guzzi.

La participación de Moto Guzzi en la Punk’s Peak Race, una carrera de aceleración en salida para que se desarrollño en la zona de San Sebastián, ha tenido a uno de sus grandes protagonistas en la preparación de BH - Bobber House, de su oficina en Barcelona, mientras que en la carrera de Flat Track fueron los representantes de OMT Garage quienes brillaron con un fantástico trabajo sobre la base de una V7 II Racer, la espléndida “V7 Speed Daimon”, segunda en la combatida categoría de “Super Hooligans” reservada a motos de más de 750cc.

Equilibrio y agilidad fueron las armas que permitieron a la “V7 Speed Daimon” dejar atrás a motos con potencia y cilindrada muy superior a la suya.